Taille du Texte : A+ A- A

Los alrededores de Cordes

 

En la encrucijada de la región  Cordes está situado en medio de un paisaje que no parará de sorprendernos por su diversidad, su belleza y su autenticidad.

Si se dibujaba una rosa de los vientos desde Cordes-sur-Ciel sería posible de aventurarse, cada día  en sus ramas, sin que nunca aparezca una monotonía en la descubierta:
– Hacia el sur, el sol inunda los pueblos de ladrillos rojos y las viñas de Gaillac.
– Al Este, el Segala y el Carmausin salvaje y basto país de mineros, de criadores y del rico recuerdo de Jaurés.
– Del Norte, con el viento del alejado Massif Central llega la influencia del cercano Aveyron.
– El Oeste habitado desde los tiempos prehistóricos  ofrece sus pueblos orgullosos del pasado.


Más informaciones

www.pays-albigeois-bastides.org
www.pays-bastides-vignoble-gaillacois.fr

Documentación que se puede consultar y telecargar
Circuits des Bastides Albigeoises et du Vignoble Gaillacois
Guide Pratique du Pays de l’Albigeois et des Bastides :

 

El patrimonio arquitectural

A menos de 30 minutos de Cordes , descubran la ciudad de Albi y su conjunto de lugares de memoria que les dejaran sin aliento

La inmensa catedral de ladrillos Sainte Cécile y también el antiguo palacio episcopal, hoy museo Toulouse-Lautrec forman a la orilla del rio Tarn un conjunto de una grande belleza y muy agradable a la vista

Ese emplazamiento, único en el mundo, fue inscribido en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO en el mes de Julio 2010.

Albi es una prefectura con magnitud humana, se puede vivir bien y callejear a su gusto. Con sus plazoletas coloreadas, sus prestigiosas y encantadoras casas antiguas esa cuidad les encantara

Para tener más informaciones se puede dirigir al Oficio del turismo de Albi


Altos pueblos medievales y “Bastides“

En los alrededores de Albi, en un círculo de 50 Km, se encuentra una red de pueblos marcados por los sobresaltos de la historia regional. Hoy, la magia y autenticidad encantan los visitantes.

Esos pueblos forman dos grandes grupos :

– Los pueblos de “altura“, potentemente fortificados y cuyas calles, pendientes y sinuosas, conducen hasta el castillo señorial: se pueden ver hoy en Najac, Penne y Bruniquel.

– Las “bastides“: nuevas ciudades del siglo XIII, con el urbanismo muy ordenado alrededor de un mercado central y cuyo desarrollo fecha de la cruzada contra los “Cathares“.

Entre las “bastides“ las más características están Castenau-de-Montmiral (Tarn), Lisle -sue-Tarn o aún las “bastides“ del Rouergue (Aveyron). Hay que notar que la ciudad de Cordes-sur-ciel se distingue de las diversas “bastides“ porque ella sola tiene todas las características de la evolución arquitectural y urbana de aquella época.


El patrimonio natural

Entre “causses“ y selvas, valles y mesetas, gracias al suelo particularmente variado, los alrededores de Cordes-sur-Ciel ofrecen una sorprendente mosaica de paisajes.
Llegando de Gaillac o de Saint-Antonin por el Roque de Anglar y las “Gorges de l’Aveyron“(Tarn et Garonne), las carreteras serpentean por las grandes mesetas calcáreas propicias al cultivo de la viña y a la flora de los “Causses“.

Entre Puycelci y Castenau de Montmiral ha crecido la majestuosa selva de “Gresigne“ famosa desde muchos siglos por la excepcional calidad de sus árboles y cuyo nombre proviene de su suelo de arenisca roja.
Otro macizo forestal, aún más salvaje, se estira al este del Tarn entre las “Gorges du Viaur“ y el valle del rio Tarn (Ambialet).

Los valles frescos se iluminan de flores al principio de la primavera y en lo alto de los “puechs“ se dibujan los inmensos horizontes hasta la cordillera de los Pirineos (al sur) o hacia el “Quercy“ (al norte oeste ).

Los enamorados de naturaleza encontraran aquí todos los encantos de una temporada lograda.


 

Patrimonio cultural

En el centro del Sur oestephoto-c-ph-pascale-walter

 

Situada a menos de cien kilómetros, en la misma línea Bordeaux, Toulouse, Carcassonne, nuestro pueblo se inscribe en la grande tradición del Suroeste.

Señalada por la cultura “occitane“ y la fuerza de su patrimonio, es también un lugar de descanso y los placeres se multiplican hasta el infinito.

Siempre encontraran aquí una tradición de acogida y de gusto de vivir, un paisaje auténtico, un caluroso entusiasmo o también un plato tradicional que le harán ensoñar

Mapa de los alrededores